"Ex-cátedra", per Antón Miralles

"Ex-cátedra", per Antón Miralles Pixabay

Recuerdo a casi todos los profesores que tuve. Algunos buenos, otros no tanto y otros como para...

 

El profesor, una vez que se cerraba la puerta, era Dios. No sé cómo es la cosa hoy, pero en mis tiempos, allá por los sesenta del pasado siglo, en cole de pago, religioso, los chavales eran una banda de mucho cuidado. En un colegio, los críos son bastante crueles, sobre todo si hay algún pobre que es tímido, gordo o con algún defecto risible (obeso, tartaja, con voz de pito, etc).

Ése es el blanco de todas las burlas, y de los matones de clase. Muchos profesores miran para otro lado (cosas de críos, dicen) pero no se dan cuenta del infierno por el que muchos chavales pasan, pudiendo evitarlo el maestro. O tal vez poniendo de manifiesto sin rubor la manía que le profesan a determinado individuo por causas puede que ajenas a él, como la orientación política de su familia, situación social (pobre respecto a los otros) o religiosa.

Ahí ví cómo las gastaba la Compañía de Jesús, y esa fue una de las razones que me abrieron los ojos para dejar de creer en cualquier cosa que predicara cualquiera de aquellos sádicos profesionales que tenían mando efectivo sobre niños, sin posibilidad de levantarse y darle una hostia con la mano abierta delante de todas sus víctimas. Eso hubiera sido mucho más eficaz para su ego infinito, intocable, inalcanzable. Merecedor de un escarmiento ejemplar.

¿Cuántas escenas de mirar para otra parte tuve, tuvimos que ver por parte de aquellos "caritativos" profesores, expertos en humillaciones contra el débil? Juro que recuerdo bastantes episodios bochornosos protagonizados por elementos intocables de cualquier manera. La incomprensión continuaba en casa, pues según los códigos del nacional-catolicismo, el incidente, si cometías el error de comentarlo, derivaba en un juicio sumario sin testigos, en el que la figura del maestro quedaba como víctima de las travesuras de un niño del que directa o indirectamente tú eras cómplice. "Algo habrá hecho" zanjaba la polémica. En cierta ocasión, un profesor, seglar, chulesco, soltó un revés no muy fuerte cuando un niño subía a clase en fila de a dos, hablando con un compañero. El profesor tuvo mala suerte. Llevaba un anillo con un brillante o similar que al dar en la cara del chaval, le hizo sangrar, poco, pero sangre en un pómulo. El chaval se escapó del colegio y llegó a casa. Su padre, un armario ropero caminante, se presentó en el colegio a pedir explicaciones y puso al "muñeco" del anillo al borde de las escaleras. Delante del "prefecto" (que era el que lidiaba aquellos jaleos). Finalmente soltó al abofeteador con una frase que hizo historia: "Caramba con el maricón valiente". No recuerdo que hubiera represalia alguna. No era el estilo del colegio. El profesor siempre actuaba ex-cátedra. No podía engañarse ni engañarnos. Como el Papa de entonces.

Termino. Dando por hecho que los niños, en ocasiones, son de mucho cuidado, conviene andar al tanto de lo que pasa en los colegios o escuelas, pues sus hijos de Usted puede que no estén en las mejores manos. O quizá tengan en casa a una buena pieza a la que hay que "atar en corto". La vida...

Epílogo. Créanme si les digo que muchos años después de salir de colegio, cuando te encontrabas con algún compa de aquellos años, indefectiblemente, comentamos entre risas un hipotético plan para enmascararnos y dar una buena paliza al Padre Morcilla. Se acuerdan de aquello de la venganza en plato frío? "Maldito hijo de puta". Siempre fue el comentario de todos. Realmente odiado. Murió de viejo. Un sádico de libro. El mundo está mejor sin él.

 
Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.

Antón Miralles

Bilbao, 1954. Resultó ileso tras pasar más de diez años en un colegio de jesuitas, la mili obligatoria en el moro, un par de decenas de años en la banca y otro Antondecenio en varias profesiones honestas. Deportista voluntarioso, lector empedernido, viajero entusiasta, melómano -rock setentero principalmente- y ateo gracais a Dios. Dni a parte, el único carnet que ha llevado alguna vez ha sido el de socio del Athletic Club de Bilbao. Integrante de los tristemente célebres "cinco millones", ha comenzado a escribir para labrarse un futuro próspero y recolectarse algo de "fondos" para la vejez, que está a la vuelta de estas páginas. Su único propósito es entretener, dice. Las obras maestras ya las han escrito otros.

(Esta opinió que llegiu es publica gràcies al suport dels nostres anunciants, i als subscriptors i subscriptores, que amb el seu suport econòmic i periodístic són la clau perquè Biar Digital continue amb el seu treball diari. Si podeu contribuir fent-vos subscriptors/es per una xicoteta quota de 3 € al mes a fer de Biar Digital un mitjà encara més independent i de més qualitat, vos demanem que ho feu en esta pàgina).

Deixa un comentari

   yt    Instagram

Xarxes socials

BiarDigital El Sindicat també s'ha mostrat sorprés per la falta de resposta de tots els partits polítics amb representació a l'… https://t.co/wHF6mVkFc3
9hreplyretweetfavorite
BiarDigital El Xaloc ha volgut definir com a "biaruts i biarudes il·lustres que representen el seu gran poble". https://t.co/gHrnz4gqVA
BiarDigital La comissió ha el·laborat un podcast recollint testimonis anònims de diferents tipus de violència de gènere. https://t.co/pPX3qJqKH7
BiarDigital Aquests són els resultats i les cròniques del del passat cap de setmana- https://t.co/DpoF9k381r

Enquesta

Sí, estic d'acord - 38%
No, preferiria que de nit no tocaren - 53.5%
Indiferent - 8.5%

Total votes: 129
The voting for this poll has ended on: Novembre 23, 2021
JSN Epic is designed by JoomlaShine.com