1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11

"Vuelo transoceánico con judío", per Antón Miralles

"Vuelo transoceánico con judío", per Antón Miralles Pixabay

El vuelo Buenos Aires- Madrid hacía paradas en Montevideo y en Río de Janeiro. Allí subí al avión, con "entradón" de categoría. Luces tenues, el pasaje durmiendo casi en su totalidad. Complicadísimo para ver cuál era mi asiento sin molestar a la gente. Por suerte, a los pocos que subimos al avión, no fue complicado acomodarnos, pues por eliminación los lugares estaban "adjudicados". Segunda butaca desde la ventana y un tipo joven, unos cuarenta años bien llevados, despierto, pues había embarcado en Montevideo y aún no había caído en los brazos de Morfeo. Presentaciones de rigor: Gabriel Bialystocki, montevideano y el que esto escribe, supongo que de sobra conocido.

Comenzamos una charla más que amena, contándonos acerca de nuestras vidas, tópicos en general que el otro va a olvidar en menos que canta un gallo. Gabriel era industrial de la moda, judío, e iba a Milán por motivos de trabajo, tras pasar dos días en Madrid debido a una escala. Es curioso, pero a medida que avanzaba la noche y conversábamos, me di cuenta que yo tenía más cosas en común con aquel judío que con cualquiera de mis amigos, elegidos al azar. Increíble, pero así fue.

En la conversación salieron personajes y temas que sin saberlo ambos, tenían el interés de ambos: Eduardo Galeano, admirado por ambos, la historia de la diáspora judía y la llegada a Uruguay de su familia, tras la Segunda Guerra Mundial y alguna visita no deseada de los nazis ú otro ejército, a Polonia, su lugar de origen. Toledo, con su triple cultura, cristiana, árabe y judía, era uno de sus objetivos favoritos que no podía visitar por motivos de su viaje. Como buen uruguayo, Gabriel era futbolero, no fanático pero sí muy entendido. Omito las referencias a la movida del sexo en Montevideo, las quedadas furtivas a las horas de comer y el manejo de coartadas entre amigos para salvar la situación cara a la "legítima" (que fijo que hacía de las suyas también) y el mundo de los "telos" (hoteles de alta rotación) y moteles... en fin... la jodienda, que como todo el mundo sabemos, "no tiene enmienda". De eso hablaré en otro artículo. Prometido. Ya clareaba cuando nos dimos cuenta de que habíamos estado charlando sin echar en falta el sueño (ya lo recuperaríamos) y no dejamos para última hora el intercambio de direcciones. Por una vez fuimos diligentes. Ya en la cola de descenso del avión le pregunté cuánto tiempo iba a estar de escala en Madrid. Dos días. Le dije que podía ir a Toledo, pues está a una hora u pico de bus. O tren. Nunca he visto iluminarse una cara como la de Gabriel en ese momento. ¿En serio? Sí por supuesto, cualquiera te dirá cómo hacer. Despedida formal, bueno, haber si alguna vez voy por Montevideo, etc… Un verdadero placer. Y lo había sido.

Cuatro meses después. Bilbao. Cinco de la tarde. Llaman al portero automático. Un paquete de Montevideo. Qué raro. Todos los uruguayos que conozco están en Bilbao.

Bueno, suba. Vamos a ver. DHL Un paquete con cuatro libros de Eduardo Galeano dedicados y con dibujito incluído. Casi me caigo al suelo de la emoción. Descolgué el teléfono y llamé a Gabriel para darle las gracias infinitas. Me dijo que la vista a Toledo no compensaba ni con mucho el "detallazo" de los libros. Se consideraba aún en deuda conmigo. Toledo... una ciudad santa para los judíos. Ese día lo entendí.

Antón Miralles

Bilbao, 1954. Resultó ileso tras pasar más de diez años en un colegio de jesuitas, la mili obligatoria en el moro, un par de decenas de años en la banca y otro Antondecenio en varias profesiones honestas. Deportista voluntarioso, lector epedernido, viajero netusiasta, melómano -rock setentero principalmente- y ateo gracais a Dios. Dni a parte, el único carnet que ha llevado alguna vez ha sido el de socio del Athletic Club de Bilbao. Integrante de los tristemente célebres "cinco millones", ha comenzado a escribir para labrarse un futuro próspero y recolectarse algo de "fondos" para la vejez, que está a la vuelta de estas páginas. Su único propósito es entretener, dice. Las obras maestras ya las han escrito otros.

(Esta opinió que llegiu es publica gràcies al suport dels nostres anunciants, i als subscriptors i subscriptores, que amb el seu suport econòmic i periodístic són la clau perquè Biar Digital continue amb el seu treball diari. Si podeu contribuir fent-vos subscriptors/es per una xicoteta quota de 3 € al mes a fer de Biar Digital un mitjà encara més independent i de més qualitat, vos demanem que ho feu en esta pàgina).

   yt    Instagram

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12

Xarxes socials

BiarDigital En la web trobareu l'exemplar de Biar Digital en paper del mes anterior. Recordeu que en les papereries-llibreries… https://t.co/wOPmKx520N
BiarDigital Esta vesprada concentració convocada per l'Associació Feminista Flama Violeta i divendres taller telemàtic amb la b… https://t.co/mRVf8dYjjw
BiarDigital "Radiografia d'un primer any universitari passat per gel i mascareta", per Pablo Alcaraz. La visió d'un jove estudi… https://t.co/U7xBu0BGnv
BiarDigital "Revuelto "Antón", per Antón Miralles. https://t.co/u8LmiL5IV9 https://t.co/mUT6LqHlDT

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

Enquesta

Molt positiu - 15.4%
Positiu - 12.8%
Regular - 17.9%
Negatiu - 20.5%
Molt negatiu - 33.3%

Total votes: 39
The voting for this poll has ended on: Juliol 16, 2020
JSN Epic is designed by JoomlaShine.com