Imprimir aquesta pàgina

"El pase de la muerte", per Antón Miralles

"El pase de la muerte", per Antón Miralles Pixabay

Una jugada que decide una eliminatoria y nos da el pase a la final  de la Copa de la UEFA. Año 1977. En el partido de ida, el  Athletic había consegudo un  empate a uno en Bruselas frente al  Racing White. El gol del Athletic fue decisivo como después se  vería para jugar la Final. La vuelta, en San Mamés registró un  llenazo imponente, sólo superado por el de la Final.

Estamos en un partido trabado, con un equipo, el belga, que se clasificaba si ganaba por un gol. Evidente tras el empate en Bélgica. Al Athletic le valía el AntonMirallesempate a cero pero era un resultado peligrosísimo, pues un fallo o una jugada de los belgas nos sacaba del torneo. Una tarde de sol. La grada, al 100%. Acababa de volver a Bilbao tras la pesadilla de la mili y no tuve otro que hacer que conseguir una entrada. Me acuerdo de bastantes jugadores de la alineación: Iríbar, Lasa, Guisasola, Irureta, Churruca, Madariaga? Alexanco? Dani, Villar, Carlos, Amorrortu , Rojo. Y sobre todos ellos un lateral izquierdo flaco, un poco desgarbado pero feroz a la hora de defender: Javi Eskalza. La jugada fue como sigue. La tengo en la memoria. El Athletic bota un corner sobre el área belga, grada de Ingenieros, el balón le llega al portero, que ve la posibilidad de un contraataque y manda el balón con la mano hacia el extremo derecho. Al instante , como dos flechas, salen los dos puntas del Racing White. El que recibe el balón sale por la banda derecha y el otro arranca desde el centro del campo. El punta que recibe el balón pelea con el marcador del Athletic , consigue llegar a la línea de fondo, sobre la línea del área grande, a diez metros de donde yo estaba viendo la jugada y finalmente da el pase de la muerte, sin levantar la cabeza. El horror. Gol, adiós UEFA.

¿Gol? No, el pase de la muerte no encuentra destinatario y el Txopo recoge la pelota tranquilamente y, como siempre, saca con la mano sobre un compañero. Milagro. ¿San Mamés existe? ¿Qué había ocurrido? El punta que había salido desde el centro del campo, en posición casi de extremo izquierda  tropezó con la pierna de Eskalza, que, todo oficio, ni se acercó a disculparse sino que corrió hacia el área a cubrir al Txopo. Javi había evitado la derrota.


Veinte años después tuve el inmenso placer de conocer a Javi Eskalza y como era un tipo absolutamente humilde y accesible, tras un partido de pádel, deporte en el que era bastante buen jugador, me atreví a preguntarle por la jugada. Me miró asombrado y me preguntó:

- Pero, no puedo creérmelo, ¿tú te acuerdas de esa jugada?

- Pues... verás, sí. Es que la ví de frente, y ví centrar sin mirar al que escapó.

- J....r, en mi vida he encontrado a nadie que me lo haya recordado. Me dijo Javi, casi avergonzándose. Teugels. Se llamaba Teugels el "asesinado".

- Pues nos diste la eliminatoria, Javi.
 
Y Javi Eskalza, un tipo  "grande", duro como pocos en el campo, pero un encanto fuera del césped se quedó pensativo.

"Se acuerda... se acuerda..."

(Esta opinió que llegiu es publica gràcies al suport dels nostres anunciants, i als subscriptors i subscriptores, que amb el seu suport econòmic i periodístic són la clau perquè Biar Digital continue amb el seu treball diari. Si podeu contribuir fent-vos subscriptors/es per una xicoteta quota de 3 € al mes a fer de Biar Digital un mitjà encara més independent i de més qualitat, vos demanem que ho feu en esta pàgina).

Inicieu sessió per enviar comentaris

Articles relacionats (per etiqueta)